CT4i

La impresora Sato CT4i de Sato tiene muchas características que la convierten en una máquina de etiquetas única en el mercado. Gracias a su carcasa antimicrobiana podrás tenerla en entornos donde sea necesario que todo sea estéril, sin necesidad de salir de la sala para realizar tus impresiones. Pero no todo termina aquí porque esto es solo el principio.

Su precisión es envidiable, gracias a los distintos modelos de cabezal podrás tener una imagen nítida. Siendo el modelo de 203 ppp el más básico de todos, mientras pasamos por el modelo de 305 ppp y terminando con el de mayor resolución de todos 609 ppp. Con este último obtendrás una calidad de impresión impresionante, ideal para etiquetas muy pequeñas donde su contenido tenga que ser totalmente legible y de gran precisión.

Mientras que su anchura de impresión llega a alcanzar los 104mm, lo que abarca un gran ancho de etiqueta. Además, como podemos poner una cinta o ribbon, nos permite elegir etiquetas couché o incluso polipropileno, siempre eligiendo el ribbon más adecuado para cada ocasión. Y todo muy fácil de cambiar para evitar problemas cuando se gaste el material. Sin olvidar su velocidad de impresión que puede llegar a alcanzar los 152 mm por segundo.

Y su tamaño compacto nos permite colocarla en cualquier espacio, sin complicaciones y su sistema de emulación cambiar nuestra impresora antigua sin tener que hacer grandes modificaciones a nivel de software. Todo esto sumado a que, podemos conectarla por USB o por LAN según necesitemos ¡Todo son ventajas!