ZT220 y ZT230

La gama ZT200 de Zebra, nos ofrece dos productos básicos, para que empieces a imprimir etiquetas de forma industrial. Un modelo básico, pero con todo lo necesario para empezar a funcionar a toda velocidad sin necesidad de gastar un solo euro de más. Mientras disponemos de otro con más capacidad, para aquellos que se les pueda quedar corto el anterior. Todo en dos productos de tamaño reducido y grandes características.

Empezando por el modelo más básico, la impresora Zebra ZT220 nos ofrece un producto que nos permite imprimir etiquetas con un ancho máximo de 104 milímetros, con dos posibles cabezales a elegir. Uno con 203 ppp y que viene en la versión más básica, mientras que encontramos uno con mayor resolución alcanzando los 300 ppp. Todo en una carcasa de polímero de alta resistencia y un manejo sencillo para evitar tediosas configuraciones.

Mientras que la impresora Zebra ZT230, nos ofrece alguna cosa más, como una carcasa metálica de mayor resistencia. Una pantalla para facilitarnos más su configuración y sobre todo la posibilidad de poder insertar cintas (ribbon) de 450 metros en vez de 300 como podemos hacer con su hermana más pequeña ZT220.